Project Description

Sobre mí

Si has llegado hasta aquí, es porque el Aceite Inca Inchi o el Aloe Vera te parecen ingredientes preciosos… o quizá solo necesitas un descanso y tomar un café. Sea lo que sea, quedaté.  Podemos tomarlo junt@s.  Solo, cortado, o con leche… o rápido, pero siempre ad libitum. Te confieso que, además del café, me encanta la cosmética, aunque nunca me pinto los labios.  Un Aceite de belleza es el responsable de toda esta aventura, pero mi historia, la que me ha traído hasta aquí, y que hizo que descubriera el aceite, empezó como muchas cosas en la vida, por necesidad. Un día me dí cuenta de que ya no hacía las mismas cosas que antes, ni de la misma forma. No es que no quisiera hacerlas, es que ya no podía; dos pequeños ocupaban mi vida de la mañana a la noche y, a veces, la noche incluida también. Así que empecé a cambiar mis prioridades, mis hábitos… Empecé a comprar por internet muchas de las cosas que antes compraba en tiendas de la calle; empecé a hacer muchas cosas que antes hacía de otra manera; pagaba facturas, ordenaba fotos, leía noticias… Y navegar por ese mundo infinito, me hizo darme cuenta de que estaba anclada, sin rumbo;

llevaba mucho tiempo trabajando en algo que no me gustaba ; apenas podía estar con mis hijos y decidí que no quería perderme sus vidas; quería estar con ellos y vivir… Vivir Ad libitum. Así que, después de muchas compras, muchos blogs, muchas páginas sobre mamás y bebes y muchas horas aprendiendo a multiplicar el tiempo, apareció el Aceite y volvió todo del revés; me gustó tanto que,  después de usarlo, decidí que podía venderlo,así que empecé a colaborar con Archangela, una marca de cosmética natural hecha de ingredientes preciosos que inspiraron este blog; un espacio on line, donde puedes tomarte un café cuando quieras,  mientras te cuento que  el Aloe vera nunca pasa de moda ,y que soy adicta a la libros en papel. Aún sigo sin estar segura de si algunas mezclas funcionan o no, pero espero que te guste descubrir ingredientes preciosos mientras lees mis historias cortas. Siempre me ha gustado escribir, así que, hasta que me atreva con mi primer libro, nos vemos por aquí. Pero recuerda que todo, desde el café, hasta la vida misma, debe ser siempre… Ad libitum.

organiclibitum
Mi Familia
Cosmetica Salud